top of page
  • José Luis García

Comprendiendo los remolinos

Nos encontramos al sur de las Islas Canarias para estudiar los remolinos, que son un fenómeno que consiste en cuerpos de agua que giran sobre sí mismos y se propagan a lo largo del océano, alterando el medio a su paso. Se observan principalmente 2 tipos de remolinos en función del giro, siendo los ciclónicos aquellos que giran en sentido antihorario y los anticiclónicos en sentido horario, en el hemisferio norte. En consecuencia, cada tipo de remolino afecta al medio de una manera.


Pero ¿cómo se forman? Las islas Canarias están afectadas por la corriente de Canarias, que fluye desde la costa portuguesa hasta Cabo Blanco, siendo una corriente muy energética. Cuando ésta se encuentra con las islas puede verse perturbada y sufrir desvíos, dando lugar a los remolinos en las zonas de sotavento.


La formación de los remolinos se explica por la influencia de la fuerza de Coriolis. Al ser el océano un fluido situado en un sistema en rotación, como es la Tierra, el movimiento que se produce en el océano se ve afectado por esta rotación, produciendo el efecto Coriolis. Por lo tanto, las corrientes marinas y masas de agua que se desplazan en el hemisferio norte sufren una desviación de 90º hacia la derecha, y las que se desplazan en el hemisferio sur 90º hacia la izquierda.


En el hemisferio norte, cuando el remolino es ciclónico, la fuerza de Coriolis actúa hacia fuera, produciendo un vacío en el centro que provoca un ascenso de agua profunda. Como consecuencia, los centros de estos remolinos tienen una baja temperatura y una alta concentración de nutrientes. Por el contrario, cuando el remolino es anticiclónico, la fuerza actúa hacia el centro apilando agua, lo que produce un hundimiento hacia las profundidades. En estos remolinos el centro tiene propiedades similares a las aguas circundantes superficiales, con pocos nutrientes y mayor temperatura.


556 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page